Sintonizadores TDT: Qué son y qué tipos hay

La mayoría de vosotros seguro que saben lo que es un sintonizador TDT, ya que en la actualidad necesitamos uno de estos sintonizadores para poder ver la televisión en nuestras casas. Aunque, suele haber muchas dudas al respecto. Por eso, a continuación intentamos aclarar algo más sobre lo que es y el funcionamiento que tiene.

De esta manera, sabéis un poco más sobre los sintonizadores TDT y los tipos que hay disponibles en la actualidad. Una información que os va a resultar de utilidad en el momento en el que tengáis que comprar uno.

Qué es y cómo funciona un sintonizador TDT

Hace años que en España dijimos adiós a la televisión analógica y pasamos a la televisión digital. Pero esta transición no ha estado exenta de problemas, ya que para hacer este paso, era necesario adaptar el televisor en cuestión a la nueva señal digital. La manera de lograr esto es haciendo uso de un receptor o sintonizador TDT.

La TDT (Televisión digital terrestre) provocó que llegaran al mercado multitud de modelos y marcas con sintonizadores. Todos ellos pensados para poder obtener la recepción de esta señal digital en nuestro televisor y así poder ver la televisión en todo momento. El receptor se encarga de obtener la señal, y al tenerlo conectado a la televisión, podemos ver en la misma todos los canales que hay disponibles en la TDT.

En la actualidad cualquier televisor es compatible con un sintonizador TDT, aunque esto no era el caso hace años. Especialmente en los televisores más antiguos podía haber problemas, ya que solo soportaban señal analógica. Por suerte, esto ha cambiado ya en la actualidad.

Tipos de sintonizador TDT

Con el paso del tiempo han ido surgiendo diversos tipos de sintonizadores TDT en el mercado. Aunque la finalidad de todos ellos es la misma, las diferencias entre uno y otro pueden ser notables. Ya que hay modelos que son compatibles con determinados formatos o resoluciones, algo que nos puede suponer una importante limitación en función de la televisión que tengamos.

Por lo general, en cuanto a categorías, tenemos dos opciones. O los sintonizadores TDT externos, que son los dispositivos que tenemos que conectar a la televisión usando el euroconector, o los integrados. Estos son los que vienen ya en muchos televisores integrados. Con el paso de los años se ha convertido ya en algo de lo más común. Aunque depende de las marcas y los modelos concretos que nos encontremos con que tiene un TDT integrado.

Dentro de los sintonizadores TDT externos tenemos muchos tipos, desde modelos muy básicos y sencillos, que simplemente nos permiten ver los canales de televisión, a otros que tienen más funciones. Hay modelos que permiten introducir tarjetas de memoria, tienen puerto USB o tiene un disco duro interno que nos permite incluso grabar contenido. En función del uso que le vayas a dar, habrá una opción que te convenga más. Aunque cuantas más funciones, más caro resultará.

Un aspecto importante a la hora de elegir un sintonizador TDT es la compatibilidad con formatos y resoluciones. Porque es posible que tengamos un televisor con resolución FullHD, pero el receptor que compramos no es compatible, lo que hace que no le vayamos a sacar provecho a este televisor y a esta calidad de imagen. Y esto es algo que nadie desea.

Por eso, es bueno comprobar si es compatible con estos formatos de imagen y resolución. Ya que así vemos si es una buena opción para comprar y usar con nuestra televisión o si debemos seguir buscando otro modelo.

Estándares TDT

En sus comienzos en España, la TDT era compatible únicamente con contenido en SD (Definición
estándar) que es emite comprimiendo el contenido en cuestión con el estándar MPEG-2 a una
definición de 576i. Un par de años después de su llegada a nuestro país, se amplió esto y empezó a
ser compatible con contenidos en HD.

Las cadenas de televisión privadas fueron las primeras en comenzar a emitir contenidos en HD, bajo
que hace uso del estándar H.264/MPEG-4 AVC de compresión de vídeo. En la actualidad, los
principales canales de televisión, los generalistas, emiten todos sus contenidos en esta resolución.
También gran parte de los canales autonómicos tienen contenidos en HD, aunque muchos se
encuentran actualmente en este proceso de transición.

La Ultra HD, que hace uso del estándar H.265 o VC-1 y el 4K son dos formatos que están avanzando
internacionalmente. Tenemos ya bastantes modelos de televisores compatibles con estos formatos.
Aunque la selección de canales en España que sean compatibles es muy baja. Así que aún queda
bastante camino por recorrer en este sentido.

La tecnología que se usa en España para la emisión de la TDT es el estándar DVB-T (Digital Video
Broadcasting) que opera en banda UHF en frecuencias MFN. El ancho de banda de cada uno de los
canales es de 8 MHz en este caso. Si bien este ha sido el estándar predominante en todos estos
años, poco a poco hay uno nuevo que va pidiendo paso.

Se trata de DVB-T2, que es una continuación del estándar actual. Aunque, como es de esperar, llega
con algunas mejoras. Destaca por ser más flexible, robusto y eficiente que su predecesor. Además,
tiene la capacidad de soportar calidades como HD o UHD. En 2020 entrará en vigor de forma oficial
este nuevo estándar. Por eso, es importante que el televisor que tengáis sea compatible. La mayoría
de modelos fabricados en los últimos cuatro años lo es. Y si estáis buscando un nuevo televisor en la
actualidad, aseguraos de que es compatible con DVB-T2.

Conexiones de un TDT

Otro aspecto a tener en cuenta en todo momento son las conexiones del sincronizador TDT. Por lo general, en el caso de los sintonizadores TDT externos, la conexión se debe realizar usando el cable euroconector. Se trata de un cable de dos salidas, que tenemos que conectar tanto a la televisión como al receptor en cuestión.

Además de esto, necesitamos también cables de antena, lo más normal es que sean dos los que vayamos a necesitar en este caso. Ya que uno lo usamos para conectar el sintonizador y la televisión, mientras que el otro cable de antena debe ser usado para conectar el sintonizador y la toma de antena que tenemos en casa.

Puede que haya usuarios que tengan un televisor que no tenga un puerto para conectar el euroconector. En estos casos, tenemos varias opciones, pero tenemos que comprar siempre un sintonizador TDT que tenga modulador de frecuencia. Ya que de esta forma podremos ver la televisión en todo momento.

En función de tu situación, puede que con dos cables de antena sea suficiente, para poder obtener señal a la televisión digital. Otros casos puede ser necesario que uses un cable RCA (con conectores de colores) y lo tengas que conectar entre la televisión y el sintonizador en cuestión.

Una de las dudas más comunes es qué hacer para poder conectar el TDT en cuestión al vídeo o al DVD. El proceso es el mismo, pero necesitamos un euroconector más en este caso. Ya que tenemos que usar uno para conectar el sintonizador TDT y la televisión y otro para conectar el DVD/Vídeo con el sintonizador. De esta manera, todos los dispositivos quedan conectados y así no vas a tener problemas a la hora de visualizar contenidos en tu DVD.

Características sintonizadores TDT

Como os hemos dicho antes, a la hora de seleccionar un sintonizador TDT debemos tener algunas características en cuenta. Especialmente importante es la compatibilidad con los formatos, ya que sino lo comprobamos, acabamos comprando un modelo que no nos permite sacarle el máximo partido a nuestro televisor.

El que tenga una guía electrónica sería ideal, ya que así podemos ver de forma sencilla todo lo que los canales tienen programado para el día en cuestión. Y de esta forma poner un determinado canal a una hora concreta porque hay algo que nos resulta de interés. En algunos modelos podemos seleccionar el programa y nos dará un recordatorio a esa hora, para que veamos ese programa o serie que queríamos ver.

Un puerto USB es algo de enorme utilidad, ideal a la hora de reproducir contenidos multimedia. Por lo que es bueno que tenga esto, pero si lo vais a usar realmente. Si no es algo a lo que vayáis a dar uso, no tiene tanta importancia.

Si el sintonizador de TDT nos da la posibilidad de grabar programas sería algo muy cómodo. Especialmente si coincide que hemos salido y nos hemos perdido un programa o serie que nos interesaba. Así, no nos vamos a perder ningún contenido.