TV OLED

Los paneles OLED (Organic Light Emitting Diode) están compuestas de pequeños diodos orgánicos que emiten luz para componer cada uno de los píxeles. Esa arquitectura tiene sus ventajas con respecto a otras tecnologías de panel, por lo que estas pantallas de TV OLED se han transformado en una de las alternativas favoritas para muchos.

Entre las ventajas, además de los menores costes de fabricación, también está la buena calidad de imagen que permiten, su consumo y grosor reducido, así como colores negros más reales frente a otros paneles LED, TFT, etc.

Las mejores TV OLED

El mejor LG OLED65CX6LA - Smart TV... LG OLED65CX6LA - Smart TV... 442 Opiniones 2.599,00 €
Calidad Precio Philips 55OLED804/12... Philips 55OLED804/12... 840 Opiniones 1.264,98 €
Nuestra favorita Sony Bravia OLED KE55A8P... Sony Bravia OLED KE55A8P... 73 Opiniones 1.799,00 €
Grundig 55 VLO 9895 BP -... Grundig 55 VLO 9895 BP -... No hay valoraciones 2.132,99 €
LG OLED55CX6LA TELEVISOR... LG OLED55CX6LA TELEVISOR... No hay valoraciones 1.392,43 €
442 Opiniones
840 Opiniones
73 Opiniones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
2.599,00 €
1.264,98 €
1.799,00 €
2.132,99 €
1.392,43 €

Las mejores marcas de televisores OLED

Entre las mejores marcas de TV OLED tenemos a tres marcas que destacan por encima del resto. Esto te puede ayudar a elegir la mejor calidad, con:

LG OLED

Es uno de los líderes mundiales en cuanto a innovación y fabricación de paneles de calidad. De hecho, son tan destacables que la firma Apple se fijó en ellos e invirtió en esta marca surcoreana para que les fabricase los paneles para sus productos.

Ahora, LG se ha posicionado como una de las marcas que más fiabilidad y durabilidad aporta, sin olvidarse de equipar a sus smart Tvs de lo último en tecnología para ofrecer las mejores prestaciones. Además, cuentan con sistema operativo WebOS, que es fiable, seguro y estable, con una sencilla tienda de apps donde encontrar cientos y cientos de aplicaciones, así como un menú y manejo muy intuitivo.

Philips OLED

El fabricante europeo Philips también está entre los líderes de pantallas OLED. Sus televisiones son de calidad, con lo último en tecnología. De hecho, estos televisores suelen incluir multitud de tecnologías para los gamers, por lo que no solo podrás usar estas TVs para ver vídeos, también para jugar.

En cuanto al sistema operativo, incluye Android TV, lo que abre un abanico de posibilidades en cuanto a apps disponibles, por lo que no será un problema de compatibilidad.

Sony OLED

Otro de los grandes en el sector es Sony. La japonesa también destaca por su calidad e innovación, con unos paneles que no se le pueden poner demasiados peros. Destacan por su diseño y la calidad de imagen, siendo una de las que mejor calibradas vienen de fábrica.

Nuevamente estamos ante una TV con sistema operativo Android TV, lo que le permite compatibilidad nativa con multitud de apps de su tienda y con Google Assistant, Chromecast, etc.

Diferencias: TV OLED Vs. TV QLED

Qué es mejor OLED o QLED

Samsung decidió no apostar por los paneles OLED, lo contrario que otros grandes fabricantes como LG, Sony o Panasonic, entre otros. En vez de eso, Samsung ha optado por unos paneles llamados QLED, que están más próximos a los LCD que necesitan de iluminación externa para generar la imagen.

QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode) son, por tanto, una evolución de las antiguas pantalla LCD. Además, comparten algunas de las bondades de los paneles LED, ya que siguen empleando esta tecnología de diodos para funcionar. No obstante, tienen una diferencia clara con respecto a los paneles LED convencionales, ya que los LEDs se pueden activar de forma más precisa mediante puntos cuánticos, de ahí su nombre.

Estos puntos cuánticos no son más que cristales semiconductores con tamaños entre 2 y 10nm de tamaño. Eso permite jugar mucho mejor con el contraste y asemejarse a las prestaciones de las OLED, consiguiendo negros más profundos.

¿En qué tamaños puedo comprar una TV OLED?

Existen diferentes tamaños de paneles TV OLED. Un factor que, como en cualquier tipo de pantalla, se miden en diagonal, es decir, es el tamaño de la esquina superior izquierda a la esquina inferior derecha.

Estas medidas no solo importan para ver la imagen más o menos grande, también influyen en la distancia recomendada a la que puedes situarte frente a la pantalla, o para determinar la resolución que se debe elegir para que no se distorsione demasiado la imagen debido a una baja densidad de píxeles…

Recuerda que para calcular qué tamaño de pantalla necesitas comprar puedes seguir la regla de 1m/20”, es decir, puedes medir los metros desde tu sofá o espacio de visionado y donde vas a colocar la TV y multiplicar x20 para obtener el tamaño mínimo en pulgadas. Por ejemplo, si vas a ver la TV a 3 metros, 3×20=60”, es decir, deberías comprar una pantalla de al menos 60 pulgadas.

TV OLED de 48 pulgadas

El tamaño y dimensiones de este tipo de TV OLED varían en función de la marca y modelo. No todas tienen el mismo peso por los materiales empleados, o por el diseño, además de por el grosor del marco. No obstante, las dimensiones suelen ser de aproximadamente 1 metro de ancho por unos 60 cm de alto.

Las 48” (cada pulgada son 2.54cm), ya comienzan a ser un tamaño considerable como para descartar resoluciones bajas. Así te aseguras una buena densidad de píxeles, es decir, la cantidad de píxeles por unidad de superficie. En este caso, deberías optar por resoluciones FullHD o 4K.

En cuanto a la distancia de visionado, si eliges resoluciones más bajas como la HD, la distancia recomendada por los fabricantes suele ser de un mínimo de 2 metros, mientras que para 4K se puede ver adecuadamente incluso desde el 1.20 metros. Eso no quiere decir que no se pueda ver a más distancia, es simplemente el mínimo que no deberías sobrepasar para que la imagen no se distorsione. De hecho, antes he comentado que se puede usar la regla del x20…

TV OLED de 55 pulgadas

55″ es otro tamaño bastante frecuente de este tipo de panel TV OLED. Una gran pantalla donde disfrutar al máximo de tu contenido audiovisual preferido. En este caso, las dimensiones de la tele y su peso también dependen mucho del fabricante, pero suele rondar el 140×120 cm.

Si lo que te preguntas es por la resolución que debería tener este tipo de pantallas para obtener una densidad de píxeles aceptable, también debería ser superior a una HD, como una FullHD o UHD (4K).

Ahora bien, en cuanto a la distancia a la que puedes ver adecuadamente este tipo de panel, suelen recomendar 2-3.5 metros de distancia mínima para HD o bajar hasta los 1.30-2.40m para resoluciones 4K. Por debajo de eso se podría ver la pantalla demasiado pixelada…

TV OLED de 65 pulgadas

Por último, la TV OLED de 65” sería un tamaño de pantalla para los más exigentes, con el que tener casi un cine en casa. Una gran pantalla que también tiene sus desventajas, como su mayor peso y tamaño. En este caso suele crecer hasta los 165x144cm para su ancho y alto respectivamente.

Si en los anteriores recomendaba resoluciones elevadas, en este tipo de pantalla tan grande mucho más. Estas pantallas deberían de contar con una resolución 4K para que esa enorme superficie no disperse demasiado los pixeles y reduzca de forma considerable la densidad.
En cuanto a la distancia mínima a la que deberías ver este tipo de panel, los fabricantes recomiendan distancias de unos 2.40-4.10 m para las resoluciones HD, y de 1.67-2.90m para 4K, ya que debes tener en cuenta que la mayor resolución y calidad de imagen de una 4K hace que se pueda ver desde algo más cerca sin que la imagen baje su calidad…

Qué es una TV OLED

OLED es Organic Light-Emitting Diode

Las pantallas de TV OLED comparten algunas similitudes con las LED, aunque también hay algunas diferencias. Estos nuevos paneles reducen el grosor de los paneles, también mejoran el consumo, la calidad de la imagen y el contraste, con negros realmente oscuros.

Todas esas ventajas han posicionado a este tipo de paneles de diodos orgánicos en muy buena posición. En los LED se necesita iluminar el panel del televisor, en una pantalla OLED la propia pantalla se compone de estos LEDs que son los que iluminan, sin necesidad de una fuente de luz trasera.

Esa carencia de retroiluminación es la que genera todas esas ventajas, como un grosor mucho menor, un consumo más bajo, y también un negro más real. Ya que en una pantalla OLED, cuando se muestra un negro es la ausencia de LEDs encendidos, mientras que en las LED el negro tiene un cierto brillo debido a la iluminación trasera de la pantalla.

También tienen otra gran ventaja, y es el ángulo de visualización mayor, sin perder la calidad. Ya sabes que en algunas pantallas digitales, cuando las miras desde un lateral, la imagen se distorsiona o se pierde calidad. No presentará ese efecto ghosting, viendo una imagen perfecta en cualquier ángulo, tanto vertical como horizontal…

Cómo elegir una TV OLED

smart tv oled

Elegir una TV OLED no dista mucho de cómo elegir otro tipo de pantallas de cualquier otro tipo. Es decir, para hacer una buena elección, tendrás que prestar atención especialmente a estas características:

  • Tamaño del panel: es importante que elijas el tamaño adecuado para tus necesidades. Evidentemente mientras mayor sea el tamaño, mejor. Pero ten en cuenta el espacio que tienes para ponerla en tu sala o podrías tener problemas para alojarla. Recuerda también la regla de las PULGADASx20 para poder calcular el mínimo tamaño recomendable que debes comprar según la distancia desde donde la vas a visualizar.
  • Resolución: nuevamente, mientras mejor sea la resolución, mucho mejor. Por lo general, para obtener los mejores resultados, te recomendaría elegir una 4K. Este tipo de paneles ha bajado suficientemente de precio como para ser asequibles. Así te garantizas también una buena densidad de píxeles para que la imagen se vea excelente.
  • HDR: es muy importante si tiene esta tecnología de alto rango dinámico. Es la cantidad de luz que es capaz de proyectar tu TV OLED, y con ello se puede conseguir un mejor contraste entre las zonas oscuras y las claras de tu pantalla, lo que influye notablemente en la calidad. Como sabrás, existen varios estándares, como el básico HDR10, la extensión mejorada HDR10+, o complemento a los anteriores llamado HLG. También ha aparecido lo que se conoce como Dolby Vision, que es más ambicioso, consiguiendo las mejores calidades.
  • Latencia de entrada o input lag: no es importante en todos los casos, pero si vas a usar la TV OLED como pantalla para tu videoconsola, entonces deberías elegir una que sea rápida, con tiempos de menos de 20ms. Mientras menos, mejor.
  • Tiempo de respuesta y frecuencia de refresco: esto también es importante para videojuegos, ya que es el tiempo que tarda un pixel del panel en cambiar de color. Se mide en milisegundos también, y mientras más bajo, mejor. No hay que confundir eso con la frecuencia de refresco, medida en Hz. En este caso, mientras más elevado, mejor. Esta cifra indica la velocidad en la que toda la pantalla se refresca para cambiar de fotograma.
  • Conectividad: también es muy importante elegir el tipo de conectividad del que dispone tu TV OLED. Por ejemplo, si es una smart TV y la vas a conectar a Internet, sería recomendable que cuente con WiFi, para no tener que usar cables Ethernet. También es probable que necesites conexiones HDMI y USB, para poder conectar otros dispositivos como Pcs, o para conectar discos duros externos para grabar contenido o reproducir vídeos desde ellos…
  • Sistema operativo: esto va a limitar en gran medida lo que puede hacer tu TV, aunque por lo general, casi todas las marcas suelen tener sistemas bastante funcionales, y con tiendas de apps bastante amplias. Por lo general tienes la opción de WebOS (LG), TizenOS (Samsung), y Android TV (otras marcas), ambos basados en Linux y con bastantes apps disponibles (Netflix, Spotify, Prime Video, HBO, Disney+,…).
  • Otros: por supuesto, si estás dudando entre varias televisiones, puedes hacer un desempate mirando otros detalles importantes, como su eficiencia energética o consumo, si tiene función para programar y grabar tus programas favoritos, si cuenta con IA, o soporte para asistentes virtuales, tecnologías de sonido, etc.

¿Siguen sufriendo retenciones y quemados los paneles OLED?

La oferta de tamaños en OLED es muy grande

Uno de los principales problemas de las pantallas de TV OLED es lo que se conoce como retenciones y quemados. No todo iban a ser ventajas. Esto también le ocurría a los modelos de televisores de plasma.

Las retenciones de imagen, cuando una imagen se deja estática o aparece la misma imagen repetidamente, puede dañar este tipo de paneles debido a los materiales empleados para su composición. En cuanto al quemado, es cuando la imagen queda impresa en la pantalla como una imagen fantasma, aunque cambies lo que estás viendo.

Por tanto, estos televisores no son recomendables para usarlos como monitor de ordenador o si tienes la TV encendida muchas horas al cabo del día. Aunque, en teoría, los nuevos paneles vienen bien preparados para este tipo de problemas, con sistemas de procesamiento más inteligentes que evitan que haya problemas cuando se mantiene una imagen fija en la pantalla durante mucho tiempo. De hecho, muchos fabricantes coreanos, como LG y Samsung, aseguran que sus paneles pueden aguantar hasta las 100.000 horas de vida útil.

Precauciones que debes tener si compras una Smart TV OLED

La tecnología de los paneles TV OLED tiene una enorme cantidad de ventajas, como has podido comprobar, pero también tiene sus inconvenientes. Algunos de ellos se han podido corregir con la maduración de estas tecnologías, minimizando los efectos. Otras, en cambio, aún siguen siendo puntos flacos con los que deberías saber lidiar si vas a comprar uno de estos paneles.

No significa que una TV OLED pueda ser más frágil o durar menos años que otro tipo de paneles, no se trata de eso. Los grandes fabricantes tienen pantallas OLED de muy buena calidad y con una gran fiabilidad. No obstante, quizás necesitan de unos cuidados o consideraciones si quieres que gocen de la mejor salud.

Los materiales OLED tienen un uso limitado debido a la degradación que sufren, especialmente con los colores azules. Muchos fabricantes ya han dado con la clave para solucionar este problema y hacer que duren más de 14.000 horas de vida útil, pero cuidado si es un panel OLED algo más antiguo o de una marca de mala calidad…

Por otro lado, la humedad ambiental también afecta negativamente a estas pantallas. Los diodos orgánicos usados en estos paneles sufren mucho con la humedad, por lo que si vives en una zona muy húmeda, tal vez deberías pensar en comprar un deshumidificador de aire para alargarla vida de tu TV OLED.