Sigue esta guía para escoger correctamente tu nuevo móvil

Hace unos años, cuando los móviles apenas servían para llamar, enviar SMS esporádicos y estar localizados fuera de nuestro hogar o trabajo, escoger qué móvil comprar era un proceso muy sencillo. Apenas existía una pequeña gama de modelos en el mercado, y la gran mayoría de ellos permitía hacer lo mismo, sin funciones que diferenciaran unos terminales de otros. Básicamente, su elección se basaba en la disponibilidad y en el precio que estuviéramos dispuestos a pagar por un teléfono de bolsillo.

Hoy en día, debido a la gran cantidad de fabricantes y a su más que extensa gama de modelos de distintos tamaños, precios y especificaciones, puede ser un gran galimatías decidirse entre varios terminales móviles. Ya sea por su cámara, su procesador, el tamaño o calidad de su pantalla e, incluso, por su marca, nos volvemos locos cada vez que queremos renovar nuestro teléfono. Y como cada vez lo hacemos más a menudo, te dejamos una guía con los puntos a tener en cuenta para acertar en tu elección cuando llegue el momento. ¿Nos acompañas?

Si nos remontamos a mediados de los años 90, se comenzaban a ver ya por las calles los primeros móviles que el ciudadano de a pie podía permitirse, aunque no fue hasta el siglo XXI, cuando las operadoras comenzaron a regalar sus terminales con el programa de puntos cuando se masificó el uso de los teléfonos móviles. En 2004, por ejemplo, raro era quien no tenía su teléfono móvil para poder llamar y ser llamado sin necesidad de estar en casa o en la oficina.

En aquella época el catálogo era muy reducido, igual que el uso que se le daba al móvil. Pero con los años, ambas variables se han ido extendiendo, hasta llegar al presente, donde los móviles tienen pantalla en casi toda su superficie, y son prácticamente ordenadores que podemos llevar en la palma de nuestras manos, conectados a internet de forma permanente, y con los que podemos realizar tareas inimaginables hace apenas diez años.

Y debido a esa gran cantidad de tareas que podemos realizar hoy día con ellos, y de la gran diversificación del mercado, vamos a centrarnos en el uso que le queremos dar al teléfono. No es lo mismo comprar un móvil para un joven de 20 años, cuyo uso principal será el ocio, necesitando una autonomía extendida, que para una persona de más avanzada edad que no se lleva mucho con la tecnología, busca un móvil para llamar y hacer fotos esporádicas, y busca facilidad de uso.

Lo principal: el presupuesto.

Lo más importante y primero que debemos tener en cuenta al comprar un móvil es el presupuesto del que disponemos. Si nuestro límite son 200€ será tontería que busquemos un gama alta, pues comenzaríamos a encontrar opciones en un umbral de precio al que no podríamos acceder. Esta es la única variable que cambia en función a si buscamos un terminal de segunda mano o uno nuevo, pues podría darse el caso de encontrar un smartphone con un par de años de gama alta, a precio de un gama media o incluso básica nuevo.

Sigamos con la pantalla.

Una vez tengamos claro cuánto podemos o queremos gastarnos, vamos al siguiente paso: la pantalla. Hoy en día, el tamaño de la pantalla es directamente proporcional al tamaño del móvil, pues ocupan casi la totalidad del frontal del dispositivo. Es por ello que, si queremos una gran pantalla, estaremos abogados a tener un terminal con más superficie, más incómodo de manejar con una mano, que nos molestará más a la hora de tenerlo en el bolsillo, etcétera. Aquí ya comenzamos a definir el uso que le daremos al terminal.

Si buscamos un smartphone cuya primera finalidad sea reproducir contenido multimedia, tales como fotos, vídeos o películas, sin duda una pantalla más grande nos vendrá de perlas para ello. Sin embargo, si ya disponemos para ello de una tablet, quizá sea algo secundario y con un terminal más pequeño y cómodo nos bastará, sacrificando tamaño de pantalla por comodidad de uso. Ademas del tamaño, debemos prestar especial atención a su resolución y a su tecnología. ¿Lo ideal? Al menos, resolución Full HD, y tecnología LED. De esta forma, tendremos la mejor calidad de pantalla en la palma de nuestra mano.

No olvidemos el rendimiento.

Si queremos comprar un smartphone nuevo para renovar nuestro actual teléfono móvil, uno de los principales motivos es el de mejorar el rendimiento que obtenemos del mismo. Quizá se nos ha quedado desfasado, funciona lento, o queremos actualizarlo para tener más potencial. Los encargados de conseguir que podamos realizar las tareas que demandemos serán el procesador y la memoria RAM. Es por ello que debemos escogerlos correctamente, para no quedarnos con un dispositivo anticuado en apenas unos meses por montar un procesador de generación anterior.

Sin ser unos expertos en la materia, siempre podremos guiarnos por la cantidad de núcleos y la velocidad del reloj, y comparar entre distintos dispositivos. Hoy día, raro es el móvil que no cuenta con procesador de cuatro núcleos. Sí, más que muchos ordenadores. No nos olvidemos de la memoria RAM, pues es la encargada de que los procesos en segundo plano se puedan seguir realizando, y la falta de la misma es responsable de muchos bloqueos y cuelgues al cambiar de aplicaciones, por ejemplo. Hoy en día, en pleno 2019, qué menos que 2Gb de memoria RAM para ir sobrados durante unos años, aunque más que establecer una cifra mínima, te aconsejamos que compares los datos de los dispositivos entre los que dudes para obtener un veredicto a favor de uno o de otro.

Dentro del rendimiento podemos también incluir el almacenamiento. Si sueles tener un gran número de fotos y vídeos, bastantes aplicaciones, y no te gusta depender de la nube, sin duda necesitarás más capacidad de almacenamiento en tu móvil. Si por el contrario tienes tus documentos organizados en la nube o no necesitas disponer de ellos en cada momento, y además no sueles almacenar mucho contenido multimedia, un modelo cuyo espacio de memoria sea inferior cumplirá con tus necesidades.

La siempre insuficiente batería

Si hay algo que echamos de menos en los móviles actuales, es la batería. Qué tiempos aquellos en los que cargábamos nuestro Nokia y podíamos utilizarlo durante más de una semana sin estar pendiente de tener un enchufe cerca. Si bien es cierto que esto se debe, principalmente, al aumento de potencia y el tamaño de las pantallas y el consumo que estas requieren, el mayor número de horas que estamos utilizándolos merma mucho su duración. La capacidad de las baterías se mide en amperios-hora, pero en baterías tan pequeñas como las de un smartphone se utiliza su submúltiplo, el miliamperio-hora (mAh). Cuantos más mAh, más carga almacenará, y más duración teórica podremos obtener.

Y sí, hablamos de duración teórica porque a igualdad de capacidad de baterías, podemos encontrarnos con modelos cuya carga completa dure más que en otros. Esto se debe, sobre todo, a la eficiencia de su procesador, y a la tecnología y tamaño de su pantalla. Cuanto más grande sea esta última, más superficie tendrá que iluminar, más píxeles tendrá que mostrar, y más energía requerirá para ello. Un procesador más eficiente también juega un papel muy importante a la hora de mantener la eficiencia energética, consumiendo menos energía para realizar las mismas funciones.

La obligada cámara.

Parece que a día de hoy no podemos vivir sin una buena cámara de fotos y vídeo integrada en nuestro móvil. Y en algunos casos, sin dos o incluso sin tres cámaras. Sí, como estás leyendo, ya hay teléfonos móviles con tres cámaras integradas. Si el uso que le darás a tu nuevo smartphone irá enfocado al ocio o incluso a la fotografía profesional, sin duda contar con una buena cámara que destaque sobre los demás será fundamental. Incluso los smartphone de gamas más bajas integran una más que decente cámara, con al menos 8 megapíxeles y una calidad que de sobra cumple con lo esperado por la gran mayoría de usuarios.

Aunque ojo, no hay que fijarse solo en la cifra que acompaña a los megapíxeles, pues esto solo indica su resolución. Es decir, el tamaño de la imagen antes de que empiece a perder calidad o pixelarse. También es muy importante conocer el tamaño de los mismos, pues cuanto mayor sea, más luminosidad conseguiremos captar, tomando mejores fotos con baja luz. El tipo de cámara es importante, sobre todo en caso de disponer de dos o más cámaras, pues en la gran mayoría de los casos esto se debe a que un sensor es el encargado de tomar las fotografías normales, mientras el otro cuenta con un zoom mayor que permite actuar como teleobjetivo, captando mejor las imágenes de objetos a larga distancia.

La batalla infinita: el sistema operativo.

Pero sobre todo, una variable que te hará decantarte por un tipo de smartphone u otro será su sistema operativo. En Android existe mucha más variedad de dispositivos, pues viene instalado de serie en los terminales de un gran abanico de marcas. Mientras tanto, si buscamos iOS, no nos queda otra opción que decantarnos por Apple y sus iPhone. Ya sea por las opciones que permite uno u otro, sus diferencias a nivel de la interfaz o, simplemente, porque estemos acostumbrados a uno u a otro, en la mayoría de casos se producirá una continuidad en el sistema operativo.

Pese a ser quizá la variable que más limita las opciones entre las que podremos elegir, la hemos dejado para el final, pues solamente tenemos dos caminos para elegir. Una vez escogido el sistema operativo que más nos guste ya podremos comparar cada una de las opciones que más se ajusten a nuestras necesidades.

Como has podido comprobar, no es necesario ser todo un experto para cambiar de móvil y hacerlo de forma correcta. Tan solo se trata de analizar de forma cuidadosa tus necesidades, y escoger la importancia que se le da a cada variable para, de esta forma, poder llegar al dispositivo perfecto, que no es otro que el que más se adapte a nosotros. Con esta guía seguro que te es mucho más fácil el proceso de cambio de móvil así que, tanto si estás a punto de renovar tu dispositivo como si lo vas a dejar para más adelante, no te olvides de estos puntos, te serán más que útiles.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Buscas un móvil o smartwatch?
Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.
Móviles libres de ofertaSmartwatches

Categorías

Móviles, Telefonía

Joven apasionado de la tecnología y el mundo del motor. Proyecto de ingeniero mecánico, navegante por vocación. Con un coche, una caja de herramientas y cualquier gadget electrónico, soy feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.